Es difícil sentirte objetivada cuando estás practicando algo que te hace feliz y libre….

Es difícil sentirte objetivada cuando estás practicando algo que te hace feliz y libre….

Cuando me desperté hoy, sabía que era el día internacional de la mujer y que tenía que publicar algo pero quise saltarme las felicitaciones el “sos una mujer valiente y luchadora, feliz día” y punto final, para escribir algo que realmente hable por mí, de lo que siento en este día.

El Pole Dance es un tema que generalmente genera controversia y debate cuando salta a la conversación.  Aunque hoy en día existen cada vez más personas que lo aceptan como una modalidad artística e inofensiva, hay todavía los que con todo el reproche del mundo te dicen:

 “¿Acaso eso no te convierte en un objeto sexual?”

“Eso es solo para entretener a los hombres, no es algo que una chica de bien”.

 “¿Tu pareja te deja? ¿Que opina él?”

¿Por qué están tan emperrados en pensar que practicamos pole por alguien más, y no por nosotras? ¿Por qué tu pareja tendría que decidir sobre lo que haces o no con tu cuerpo? ¿Acaso no somos seres inteligentes capaces de elegir?

“¿Vos practicando ESO? ¿Qué van a opinar las personas?”  Dice un padre indignado a su hija, en la sala de su casa mientras niega rotundamente con la cabeza y observa en el televisor como el camarógrafo ahora apunta morbosamente el culo de una de las modelos, porque es lo que vende, es lo que entretiene, y es aceptado.

Me ha tocado ver a muchas mujeres ocultarse, mentir a sus parejas, porque para ellas es preferible decir “Voy a clases de Zumba” en lugar de clases de Pole Dance, porque eso si es bien visto, porque eso si es lo correcto. “¿Que va a pensar el de mí?” Se dice a sí misma. Y pobre si se entera porque él va a atacarla repitiendo el famoso “que dirán”, porque él señorcito no quiere tener una novia con “mala fama”.

¿Desde cuándo nuestras vidas se deben basar en el criterio de lo que los demás digan?

La sociedad te pide que seas una guarra en privado y una santa en público, y cualquier otra cosa que rompa ese esquema, NO ES ACEPTADO, sin discusión y por eso, el pole no es de bien.

Hace poco tiempo vi en una página de Facebook que está en contra del sexismo en las publicidades, que postearon sobre el Pole como una actividad sexista, que cosifica a las mujeres. Mi simple pregunta es ¿POR QUÉ? ¿Por qué es considerado que es algo exclusivo para el entretenimiento de un hombre? ¿Por qué no puede ser algo nuestro? Las personas que practican pole les aseguro pueden decirles lo genial que es, lo libre que te hace sentir, como te permite explorar rincones de tu personalidad que no conocías.

¿Porque existen personas tan ignorantes que piensan que por hacer pole ya no sos una mujer respetable? Cuando el muchacho con el que tenés onda o un amigo se entera, con cara de tonto inofensivo te pregunta “¿Cuando me haces un baile?” Por su estúpida deducción, que una pole dancer está obligada a mostrarse. “Total para eso lo practica ¿No?” piensa.

EL RESPETO ME LO MEREZCO POR SER UNA PERSONA Y PUNTO.

Mis acciones NO me definen, lo que yo haga con mi cuerpo NO define si soy “de bien” porque lo que yo haga me concierne solo a mí y a nadie más.

Entonces, hoy no me siento celebrada, pero sí muy motivada, porque hoy 8 de marzo se conmemora la lucha de todas esas mujeres que pidieron por mí, por vos, por nuestras madres, por nuestras hijas, por todas, que soñaron y consiguieron que HOY podamos votar, opinar, educarnos y trabajar, y por ellas YO QUIERO CONTINUAR LUCHANDO porque la batalla todavía no termino.

Sueño con que un día vos y yo podamos decidir sobre nuestro cuerpo sin preocuparnos por nadie más. Porque somos libres a medias, porque todavía el peso de ser juzgadas por nuestra familia, pareja y amigos cae sobre nuestros hombros por el simple hecho de que somos mujeres y DEBEMOS portarnos bien.

Entonces, en este día te pido un momento de reflexión, te pido que cuentes POR QUÉ practicar pole NO te convierte en un objeto sexual, porque es ALGO TUYO que no debe ser escondido. Te lo pido por esas mujeres que lucharon por nosotras. Y te juro que llegara el día en que nuestros cuerpos serán libres, y alguien dirá “Gracias” por no dejar que nadie te corte las alas.

Aprovecha este día para inspirar a otras mujeres y no te escondas más. Sé libre y no te avergüences de nada. Luchemos juntas, por más mujeres libres de prejuicio.

 

 

Fotografía: Millie Robson (http://www.millierobson.com/)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s