Es difícil sentirte objetivada cuando estás practicando algo que te hace feliz y libre….

Es difícil sentirte objetivada cuando estás practicando algo que te hace feliz y libre….

Cuando me desperté hoy, sabía que era el día internacional de la mujer y que tenía que publicar algo pero quise saltarme las felicitaciones el “sos una mujer valiente y luchadora, feliz día” y punto final, para escribir algo que realmente hable por mí, de lo que siento en este día.

El Pole Dance es un tema que generalmente genera controversia y debate cuando salta a la conversación.  Aunque hoy en día existen cada vez más personas que lo aceptan como una modalidad artística e inofensiva, hay todavía los que con todo el reproche del mundo te dicen:

 “¿Acaso eso no te convierte en un objeto sexual?”

“Eso es solo para entretener a los hombres, no es algo que una chica de bien”.

 “¿Tu pareja te deja? ¿Que opina él?”

¿Por qué están tan emperrados en pensar que practicamos pole por alguien más, y no por nosotras? ¿Por qué tu pareja tendría que decidir sobre lo que haces o no con tu cuerpo? ¿Acaso no somos seres inteligentes capaces de elegir?

“¿Vos practicando ESO? ¿Qué van a opinar las personas?”  Dice un padre indignado a su hija, en la sala de su casa mientras niega rotundamente con la cabeza y observa en el televisor como el camarógrafo ahora apunta morbosamente el culo de una de las modelos, porque es lo que vende, es lo que entretiene, y es aceptado.

Me ha tocado ver a muchas mujeres ocultarse, mentir a sus parejas, porque para ellas es preferible decir “Voy a clases de Zumba” en lugar de clases de Pole Dance, porque eso si es bien visto, porque eso si es lo correcto. “¿Que va a pensar el de mí?” Se dice a sí misma. Y pobre si se entera porque él va a atacarla repitiendo el famoso “que dirán”, porque él señorcito no quiere tener una novia con “mala fama”.

¿Desde cuándo nuestras vidas se deben basar en el criterio de lo que los demás digan?

La sociedad te pide que seas una guarra en privado y una santa en público, y cualquier otra cosa que rompa ese esquema, NO ES ACEPTADO, sin discusión y por eso, el pole no es de bien.

Hace poco tiempo vi en una página de Facebook que está en contra del sexismo en las publicidades, que postearon sobre el Pole como una actividad sexista, que cosifica a las mujeres. Mi simple pregunta es ¿POR QUÉ? ¿Por qué es considerado que es algo exclusivo para el entretenimiento de un hombre? ¿Por qué no puede ser algo nuestro? Las personas que practican pole les aseguro pueden decirles lo genial que es, lo libre que te hace sentir, como te permite explorar rincones de tu personalidad que no conocías.

¿Porque existen personas tan ignorantes que piensan que por hacer pole ya no sos una mujer respetable? Cuando el muchacho con el que tenés onda o un amigo se entera, con cara de tonto inofensivo te pregunta “¿Cuando me haces un baile?” Por su estúpida deducción, que una pole dancer está obligada a mostrarse. “Total para eso lo practica ¿No?” piensa.

EL RESPETO ME LO MEREZCO POR SER UNA PERSONA Y PUNTO.

Mis acciones NO me definen, lo que yo haga con mi cuerpo NO define si soy “de bien” porque lo que yo haga me concierne solo a mí y a nadie más.

Entonces, hoy no me siento celebrada, pero sí muy motivada, porque hoy 8 de marzo se conmemora la lucha de todas esas mujeres que pidieron por mí, por vos, por nuestras madres, por nuestras hijas, por todas, que soñaron y consiguieron que HOY podamos votar, opinar, educarnos y trabajar, y por ellas YO QUIERO CONTINUAR LUCHANDO porque la batalla todavía no termino.

Sueño con que un día vos y yo podamos decidir sobre nuestro cuerpo sin preocuparnos por nadie más. Porque somos libres a medias, porque todavía el peso de ser juzgadas por nuestra familia, pareja y amigos cae sobre nuestros hombros por el simple hecho de que somos mujeres y DEBEMOS portarnos bien.

Entonces, en este día te pido un momento de reflexión, te pido que cuentes POR QUÉ practicar pole NO te convierte en un objeto sexual, porque es ALGO TUYO que no debe ser escondido. Te lo pido por esas mujeres que lucharon por nosotras. Y te juro que llegara el día en que nuestros cuerpos serán libres, y alguien dirá “Gracias” por no dejar que nadie te corte las alas.

Aprovecha este día para inspirar a otras mujeres y no te escondas más. Sé libre y no te avergüences de nada. Luchemos juntas, por más mujeres libres de prejuicio.

 

 

Fotografía: Millie Robson (http://www.millierobson.com/)

Anuncios

12 cosas que NUNCA debes decirle a una Pole Dancer

Aunque cada vez hay más personas que conocen el Pole Dance como una modalidad deportiva y artística, todavía hay los que tienen sus prejuicios.

Como Pole Dancers hemos escuchando por lo menos una vez alguna de estas frases y por eso he decidido recopilarlas para prevenir a todos los que nos conocen de NUNCA pero NUNCA decirnos ninguna de las frases que aparecen en este post.

 
1. Eso es sólo para las que quieren ser strippers…

Si bien es cierto que parte del origen del Pole Dance pertenece a los stripclubs, ese NO es el objetivo por el cual practicamos, pero por otro lado si queremos hacer rutinas sexys en clase, LO HAREMOS porque estamos en una época libre y sentirse sensual NO TIENE NADA DE MALO.

1011182_394384164012190_626895531_n.jpg
2. Pfff, se ve/parece muy fácil…
Llegar a hacer ese truco que “parece fácil” llevo horas de entrenamiento, esfuerzo y moretones así que antes de volver a decirme que “se ve súper sencillo” ven una semana a clases conmigo y ahí debatimos.
El pole es para todos y todas, pero cada truco requiere de disciplina, entrenamiento y compromiso.

e1391dd3fe1a3255ad59c8a9820abfaa

3. ¿Podés faltar un día a tu clase de pole, por favor?

Es mi momento del día, mi hora, así que cuando tengo pole no hay NADA que me impida ir a clase (ni siquiera el mal tiempo)

Sin título-1.png

4. ¿Cuándo bailas para mí?
Por favor un minuto de silencio por todas las pole dancers que han escuchado esta frase. Nos encanta mostrar nuestro arte en verdad pero SI NOSOTRAS QUEREMOS, en una competencia, en una muestra, en nuestra casa, ese ya es nuestro problema pero NO nos pidas un baile.

871

5. Tu novio seguro está muy feliz contigo...

Esta frase es molesta porque nosotras no practicamos pole para complacer a nadie, es para nosotras y nadie más. No nos vengan con eso de “Seguro a tu novio le haces súper feliz, le bailas todo el día y bla bla bla” porque NO ES ASÍ. Además como que los novios de las Pole Dancers ya perdieron el interés 😛

1003542_428233247293948_507315408_n

6. ¿De verdad tu esposo/novio te deja practicar Pole Dance?

Primero que nada, somos mujeres independientes y fuertes, no necesitamos permiso para hacer las cosas que nos gusten. Además no tiene nada de malo así que ellos no se preocupan para naaaada.

9617853

7. Reposo por 10 días sin entrenar…
NOOOOOOO, la peor pesadilla de toda Pole Dancer. Hay veces que una por más cuidado que tenga tiene alguna que otra pequeña lesión y lo peor es tener que renunciar al pole aunque sea por un tiempo cortito.

200_s

8. Yo no puedo hacer pole porque estoy gordita/muy delgada/ no tengo fuerza en los brazos…

Todas las Pole Dancers tenemos esa amiga a la que sieeeeeeeeeeeeeempre invitamos a clase pero te pone todas las excusas del mundo “Que estoy gordita, que estoy muy delga, me falta fuerza, no es para mí, no soy flexible, etc. etc.”      Entiendan, ninguna empezó siendo una experta, para eso que una va a las clases de Pole. Todo eso se aprende ☝ REPITO: ¡¡El pole es para todas!!

FB_IMG_1450095879077.jpg

Imagen by Provocarte Studio! 🙂 

9. El Pole NO es un deporte…

Todavía no es un deporte pero está MUY BIEN ENCAMINADO, estamos trabajando en eso así que mientras tanto NO LO MENCIONES.

large

10. Gastas demasiado dinero en clases/ropa/accesorios de Pole…

El Pole es costoso, es nuestra inversión favorita y lo seguirá siendo durante muuuuucho tiempo así que mejor no opines, sabemos bien como administrar nuestro dinero ❤😊

3debd5a019ff7a54d6317b48ed894169
 11. Uy, tenés unos moretones horribles…

Nuestros moretones son nuestras heridas de Pole Guerrera favoritas, los mostramos con mucho orgullo y NO, no nos molestan porque detrás de cada morado hay un gran logro.

70-omg-pole-dancing-bruises-web.jpg

12. ¿ASÍ HACES TUS CLASES DE POLE? ¿QUÉ VAN A PENSAR DE VOS?

En el pole necesariamente tenemos que usar poca ropa y es increíble como eso es motivo de escándalo. Entiendan señores y señoras, para adherirnos al pole obligatoriamente debemos estar así y no, no nos importa lo que los demás piensen sobre eso ☝☝☝

318284_337410949709512_1854706362_n

 

¡Espero que hayan disfrutado este post!

Todos los comics aqui presentados pertenecen a Leen Isabel (http://poledancingadventures.com/)

El comic en su versión traducida llega a ustedes gracias a Provocarte PoleDance Studio de Costa Rica (https://www.facebook.com/provocartestudio?fref=ts) 🙂

5 razones por las que el Pole Dance es una actividad antiestrés SUPER EFICIENTE

Todos tenemos esos días en los que nada no sale bien. Te peleaste con alguien, en el trabajo se te acumularon un montón de actividades, la casa está un desastre y tu cabeza no da más de PURO ESTRÉS.

Si sos una persona que tiene una relación muy estrecha y de odio con el estrés, entonces seguí leyendo porque tengo una mágica solución con muy buenas razones que te podría ayudar 👇👇👇👇

1Hace que te OLVIDES DE TODO
¡Sí! Porque una vez que entras a la clase tu mente se desconecta, y sólo se concentra en el tubo. En lugar de pensar en esa pelea que tuviste, estás pensando “Hmmm, si pongo la pierna así y así me sale este truco nuevo”. Además de que el entrenamiento no te deja respirar ni un segundito ¿Sabías que hacer actividad física libera hormonas de la felicidad? Bueno, con el POLE eso pasa pero EL DOBLE.

 

 

2. Le da un subidón a tu autoestima
Creo que esto ya lo mencione en otros posts, es que es un beneficio ¡BUENISIMO! El pole hace que te sientas una reina ¿Por qué? Porque a medida que vas dominando tu cuerpo, logrando cosas increíbles y ves muchos cambios en tu actitud (¡CHAU MIEDO!) y en tu físico te hace sentir una satisfacción que no se iguala a nada  ¿Por qué esto es bueno para el estrés? Simple, estás tan concentrada y ocupada siendo tu mejor SUPER YO, que el estrés se queda chiquito y no tiene espacio en tu mente 😀

image

3. ¡Olvídate del aburrimiento!
Siempre, pero repito SIEMPRE vas a encontrar un momento de diversión en tus clases de pole, es tu rinconcito del día para reírte como loca, arriesgarte como nunca y por sobretodo sentirte BIEN.

image

4. Las amigas del pole SON LAS MEJORES
Lo mejor es tener amigas que compartan una misma pasión contigo por eso las del pole son las mejores, no van a dejar que te caigas si pueden evitarlo y te dan una mano con esos trucos complicados. ¿Por que ayuda con el estrés? Porque con ellas podés hablar de algo que te apasiona de verdad y olvidarte de eso que te tiene mal, te ayudan a distraerte totalmente de lo que pasa fuera de tu clase de pole.

image

5. Es una actividad para VOS y nadie más
Es TU momento del dia, es tu horita de placer y felicidad que nadie te puede quitar. Todos los que te conocen ya deben saber que a esa hora no se te molesta. ¡Disfruta de cada clase sin presiones y pasala bien! El pole puede ser tu mejor aliado para relajarte ❤

image

 

Si llegaste hasta aquí y leíste todo ¡MUCHAS GRACIAS! y espero que te haya gustado 🙂

Seguime en el facebook http://www.facebook.com/poledancepy ❤ 🙂

5 tips para tu primera clase de Pole Dance

¿Estás lista para tomar tu primera clase hoy? Entonces, te dejamos estos 5 tips infalibles para empezar tus clases de pole dance de manera exitosa💪💪

1. Vestimenta: Lo primero que viene a tu mente cuando ves a las chicas usando shorts súper cortos y tops muy ajustados es “NO ME ANIMO A USAR ALGO ASÍ” pero tranquila que al principio no es necesario ni obligatorio, una remera larga y un short que no te tape las rodillas te funcionara muy bien. Con el tiempo ganaras más confianza y te animaras a usar shorts más cortos, y a decirle ‘chau’ a tu remera.

2. No uses cremas: no utilices cremas ni perfumes líquidos antes de asistir a clase, harán que te resbales y no te dejaran disfrutar tranquila tu primera clase.

3. Ten paciencia: el pole es un entrenamiento/baile/pasatiempo muy divertido, los trucos no siempre salen a la primera y como todas las cosas hay que hacer esfuerzo entonces ¡No desesperes! Esto no se trata de dominarlo todo al instante sino de ir aprendiendo de una manera divertida ¡No te apures por hacer muchos trucos! Preocúpate por aprenderlos bien

4. Los moretones valen la pena: al principio si o si te van a salir moretones, es totalmente normal ¡Anímate y muéstralos orgullosa! Son fruto de un verdadero esfuerzo 😉 Además te aseguramos que la profe y tus compañeras de clase se aseguraran de que estés al tanto de todos los trucos – remedios caseros – magia que tenés que hacer para que desaparezcan.

5. Disfruta: ¡Aprender pole dance es muy divertido! Aprovecha la clase para relajarte y pasar un buen momento. Es tu hora del día para pasarla de una manera diferente y feliz 💖 No te presiones pensando en lo que te sale y no te sale, sino deja que las cosas tomen su curso. Recuerda que todos alguna vez fueron principiantes así que esfuérzate y ponle mucha buena onda que un día serás vos la que estará dando estos consejos a los principiantes 🙂

Sabes que tenés una adicción al pole dance cuando…

¡Hola pole dancers! Hoy les traigo un post dedicado a las (y también los) #poleaholics 🙂

Creo que todas las personas que practican pole son adictas, algunas con mayor intensidad 😛 Sin embargo, todos coincidimos que AMAMOS EL POLE CON LOCURA ❤

Sin más preámbulo, aquí vamos:

  1. Tus shorts y tops ocupan 99,9% de tu ropero…

De todos los tamaños y colores, de preferencia bien cortos y ajustados. Como un plus que digan “I LOVE POLE” en algún lugar. La ropa interior modificada se convierte en un must have. ¡Todo sea por el pole!  1504065_481754931941779_114016419_n

  1. Youtube se convierte en PoleTube…

El 95% de tus suscripciones en Youtube son a canales de pole. Los vídeos de Pole Ranking se convierten en tu pan de cada día y sigues a todas las pole dancers youtubers para curiosear sus nuevas figuras.

FITNESS-01

  1. Tenés un playlist de músicas “poleables”…

Llevas una lista mental de músicas que querés coreografiar, y sin importar dónde estás cada vez que las escuchas ya estás haciendo un montón de enlaces de trucos en tu mente. Incluso a veces haces el movimiento con los brazos, ustedes me entienden 😀

10382776_575577979226140_4662117310996953432_n

  1. Los postes de la calle o cualquier poste en general se convierte en tu tubo de práctica improvisada…

Ya no ves los postes de la misma manera, simplemente su significado para vos ahora es diferente, todos se convierten en una buena oportunidad para practicar ese truco nuevo que hiciste en clase.

  1. Alucinas con tener tu propio tubo (si es que ya no compraste uno)…

Desde el momento en que el pole entro en tu corazón, soñas con tener tu propio tubo eso es 100% seguro, y si tenés uno NO HAY MOMENTO en que no juegues con el, incluso si son las 5 AM y recién despertaste. Apartaste una zona en tu casa para montar tu mini estudio de pole, no importa si tuviste que amontonar muebles en tu habitación 😛

942017_374083402708933_967755559_n

  1. Llevas una relación de amor-odio con tus moretones…

Amas tus moretones porque son tus trofeos de cada truco (aunque hay algunos extraños que no sabemos ni como aparecieron) pero también los odias cuando duelen y ni con maquillaje se cubren.

120-pole-bruise-map-final-web1 (1)

  1. Facebook e Instagram se convierten en PoleBook y PoleGram…

Si no subís fotos de tus trucos, por lo menos seguís a un montón de pole dancers para que te den inspiración. Si tienes Pinterest lo más probable es que tengas un tablero llamando “Pole Dance”. Si subís fotos de sus trucos, entonces bombardeas tus redes sociales con fotos de tus nuevos logros y vídeos de tus enlaces. Tu truco favorito se convierte automáticamente en tu foto de perfil 😀

138-when-recording-pole-dancing-fails-web

  1. Te aseguras de que todo el mundo conozca los beneficios del pole…

Te pregunten o no, si o si tenés que comentarle a TODOS cuales son los beneficios del pole, te lo sabes de memoria 🙂 tus discursos siempre están cargados de mucha emoción porque todo lo que les comentas ¡ya lo viviste en carne propia!

942311_379960925454514_1408095059_n

  1. Ya no podés entrenar sin short…

Más de una vez te paso que fuiste a alguna clase de elongación, yoga o algo parecido con tu ropa de pole. Sentís que es algo natural, y que ya no podés entrenar con mucha ropa encima…
1899992_650631985054072_5186847404890980299_n

  1. El 90% del tiempo estás pensando en pole…

El pole ocupa gran parte de tu vida, se convirtió en algo indispensable para vos, más porque logro cambios increíbles en tu cuerpo y en tu autoestima. Tenemos una adicción al pole dance porque descubrió en nosotras/os alguien que no conocíamos, alguien fuerte, capaz de conquistar todo lo que se propone. Como plus, también nos hace sentir sexys.

Somos adictos porque nos hizo hacer cosas que nunca pensamos que lograríamos. Porque nos hizo salir de esa zona de confort para convertirnos en una mejor versión de nosotros mismos. 

1185910_435009619949644_807287320_n

¡Espero que hayan disfrutado este post!

Todos los comics aqui presentados pertenecen a Leen Isabel (http://poledancingadventures.com/)

El comic en su versión traducida llega a ustedes gracias a Provocarte PoleDance Studio de Costa Rica (https://www.facebook.com/provocartestudio?fref=ts) 🙂

¿Que tipo de Pole Dancer eres?

  1. La Pole Dancer súper sexy…

¡¡Todo lo que haces se ve increíblemente sexy! ¡Está en tu sangre! Incluso si te caes del pole, te ingenias para hacerlo de una manera súper sensual, los pole shoes son tu must para bailar ¡Eres una Pole Dancer con mucho estilo!

  1. La Pole Dancer ex – atleta..

Eres muy fuerte y flexible, todas las demás te miran con cierta envidia porque lograste invertir ¡en tu primera clase! Haz practicado deporte toda tu vida, así que las paradas de manos y acrobacias son pan comido para ti. Tu único problema es el lado sexy, te cuesta un poco salir del esquema cuando llega el momento de bailar. Nuestro consejo: baila como si nadie estuviera mirando ¡Y no tengas miedo de fallar!

Sin-título-1

  1. La Pole Dancer sólo fitness…

El pole para ti es una manera de mantenerte en forma y nada más, amas hacer los trucos y el excelente entrenamiento pero no estás interesada en bailar ni convertirlo en algo más. Para ti las clases son una manera única de ponerte fit y por eso te encantan ❤

oona

  1. La Pole Dancer súper flexible…

Tus trucos favoritos son los de flexibilidad. Todo lo que haces se ve hermoso por tus líneas. Los demás te ven como si pudieras estar haciendo un Split para siempre sin sentir ni un poquito de dolor. Los trucos de fuerza no son tus favoritos 😉

anastasia-skuhtorova

  1. La Pole Dancer súper confiada (¡¡A veces demasiado!!)…

¡Truco que viene, truco que intentas! Te lanzas con todo sin importar si es tu primer intento, no tienes miedo del pole, y siempre le causas un mini infarto a tu instructora, te encanta probar trucos nuevos y quizás a veces te apuras demasiado en aprenderlos (en lugar de querer hacerlos correctamente) ¡¡Lo bueno es que ya sabes de memoria hasta como caerte!! Nuestro consejo: dale un respiro a tu profe a veces y procura repasar de vez en cuando tus trucos, es mejor aprenderlos bien e ir más lento 😉 ❤

5

  1. La pole Dancer drama-queen…

Eres de las que analiza cada movimiento, estás constantemente pensando que porque a una de las chicas les salió de tal o cual manera diferente de la tuya entonces tú estás mal (cuando en realidad no es así) ¡Para todas las figuras tienes una pequeña maña! Y cuando estás frente a un truco nuevo ni antes de intentarlo ya estás en plan de “No puedo hacerlo”

Todo te duele demasiado (por eso el Superman está en tu lista negra) y esto hace que cada intento termine en un episodio melodramático de cuanto duele. Sin embargo, con amor y paciencia puedes llegar muy lejos, olvídate ya de decir “no puedo” empieza por lo menos con un “No puedo…. Todavía” Mantente positiva, no te crees limitaciones. Recuerda que todas tenemos un estilo de pole diferente ❤

Sin-título-10

  1. La Pole Dancer prodigia…

Tienes muchas virtudes en casi todos los aspectos del pole. Eres fuerte, bailas bien, tienes flexibilidad y hasta aprendes rápido 😉 Logras los trucos en pocos intentos (a veces hasta en el primero) No sientes (o no demuestras) dolor y la palabra “miedo” no existe en tu diccionario. Eres una Pole Dancer que mantiene una relación amor-odio con sus compañeras por tu habilidad. Así que, mantente humilde siempre y sigue esforzándote 😀

karo

  1. La Pole Dancer súper fuerte…

¡Los entrenamientos de fuerza son tu parte favorita! Estas siempre desafiándote a durar más tiempo en tus trucos. Inversiones, handspring, Iron X son algunos de tus movimientos favoritos 😉

lo

  1. La Pole Dancer que cambió totalmente su vida…

El Pole Dance te cambio la vida, estás obsesionada a tal punto que tu vida se resume a entrenar y hablar de los beneficios del pole ¡con todo el mundo! Te preguntas que hacías con tu dinero y tu tiempo antes del pole, no te imaginas vivir sin él. No es un pasatiempo para ti, es tu estilo de vida. Tratas de aprender lo más que puedes y pasas tu tiempo buscando vídeos de pole, mirando los últimos trucos y compartiendo tus fotos en todos lados. Incluso llevas un diario de pole (o quizás un blog también <3)

Sin-título-4

  1. La Pole Dancer devota…

Tal vez no todo te salga a la primera pero amas con locura el pole, eres dedicada, trabajas muy duro y empezaste de cero. Poco a poco vas adquiriendo la flexibilidad y la fuerza, así como las demás el pole te cambio totalmente la vida y hoy estás haciendo cosas que nunca pensaste que lograrías. ¡Sé la mejor pole Dancer que puedes ser! ¡Sigue esforzándote así!

jenyne

Recuerda que todos tenemos un estilo único ❤

Gracias a todos por leer y ahora ya pueden seguir el blog en Facebook (www.facebook.com/poledancepy)

El gif del comic pertenece a Leen Isabel (www.poledancingadventures.com)

¡Espero que les haya gustado! 😀 ❤

10 cosas que sí o sí te pasan el primer día de clases de Pole Dance…

  1. Apareces tapada como una monja…

Si, te equipas con todo el arsenal del gimnasio, calzas, camiseta vieja y calzados deportivos, pero apenas ingresas al estudio te das cuenta de que ¡estabas equivocada! Todas las chicas visten shorts súper cortos con tops bien ajustados, y es en ese preciso momento decís ¡¡No me animo a usar algo así!! Pero luego llega la instructora, te mira de arriba para abajo y sonríe, ya sabe que es tu primer día, entonces alegremente te dice: “¡Tranquila! Con el tiempo te vas a ir soltando, todas asisten así el primer día” 553011_316697191780888_1194636664_n

  1. Estiras músculos que no sabías que tenías ni que podían doler…

Empieza la clase, la profe aumenta gradualmente de intensidad, y en ese momento sentís el trabajo en partes de tu cuerpo que en tu vida habías estirado, al instante un “Esto me va a doler mañana” se escabulle en tus pensamientos. 302323_367443290039611_1349743881_n

  1. Te das cuenta de que no es tan fácil como pensabas…

Admitís que te confiaste, creíste que era fácil como cualquier otro ejercicio y en los primeros minutos de entrenamiento, ya te diste cuenta que tenías una idea errónea y maldecís mentalmente a todos los que dicen que no es un trabajo duro. Porque sí lo es y ya lo comprobaste. 197587_326374090813198_1319680882_n

  1. Entras en PÁNICO cuando ves a las que ya están más avanzadas…

La profe anuncia que llego el momento de los trucos, separa el grupo entre las principiantes y un poco más avanzadas, las últimas se arrojan con todo al tubo como unas expertas, en ese momento comenzás a temblar como una hoja pensando en lo que tocaría hacer pero la profe se acerca con una mirada tranquilizadora, te dice que harás algo simple como es tu primer día y que partirás poquito a poquito. 152-pole-dance-drop-scare-web

  1. Tu corazón late a mil cuando haces tú primer giro, y no precisamente por el esfuerzo…

Tenés una mezcla de emociones, en primer lugar, la ansiedad de hacer el giro, en segundo, el miedo a hacerlo mal y tercero, esa sensación poderosa porque sin darte cuenta ¡Lo hiciste con calza y todo! ¡Y se sintió muy bien! 161-a-mathematical-relationship-part-2-pole-dancing-web

  1. Tus compañeras se convierten automáticamente en tus #polefriends…

Las otras chicas empiezan a ayudarte, a darte tips, las avanzadas en cada descanso se acercan a mostrarte de vuelta algún paso que no entendiste, te soltas más y te das cuenta de que todas las chicas que están ahí son muy amigables, y que todas pasaron por lo mismo. 1471830_470692729714666_214163745_n

  1. No dejas de decirle a la profe que tiene una paciencia digna de una santa…

La instructora te sostiene, te muestra una y otra vez cuando no entendiste, te sentís un poco avergonzada por pedírselo pero ella se muestra súper feliz, en ese momento vos misma le creas un altar mental por su paciencia y no dejas de repetírselo. 10314706_562505660533372_6668114045507578260_n

  1. Empezás a disfrutar y a sentirte más cómoda…

La clase está llegando a su final, te sentís más a gusto, sin darte cuenta ya paso una horita así como el chasquido de tus dedos, te divertiste, hiciste nuevas amigas, declaraste a tu instructora una santa y ya te preguntas de donde se compran los shorts para la clase, todavía no te animas a comprarlo extra-pequeño pero si querés decirle ¡CHAU! a tus calzas. 318284_337410949709512_1854706362_n

  1. Tu primera trepada y tú desconocido miedo a las alturas…

Esto no siempre ocurre en la primera clase, varía de pole dancer a pole dancer, a algunas les toca en la primera clase, a otras en la segunda o quinta clase, pero la sensación para todas es la misma: ¡Hola miedo a las alturas! ¡Bienvenido! Por más que no estás ni 1,80 m del suelo, te congelas, crees que estás en la punta de un rascacielos pero en un rato te invade una satisfacción única ¡SUBISTE! ¡TREPASTE! Te costo pero estás ahí, lo lograste, y en ese momento la felicidad gana la batalla al miedo, al menos un poquito. 601149_320255788091695_2048219471_n

  1. Tu primera foto arriba y la primera chispa de amor entre vos y el pole…

La instructora te enseña tu primer seat, tu cara lo transmite todo, te subiste, te quedaste, sonreíste para tu primera foto arriba, nació por lejos el amor entre vos y el pole, ya no querés parar más, al contrario ¡QUERÉS SABER MÁS!, hiciste lo que al principio creías imposible y es ahí cuando te convertís en una pole adicta. 1456770_463682083749064_1893604731_n

Todos los comics aqui presentados pertenecen a Leen Isabel (http://poledancingadventures.com/)

El comic en su versión traducida llega a ustedes gracias a Provocarte PoleDance Studio de Costa Rica (https://www.facebook.com/provocartestudio?fref=ts) 🙂

¿Que les parecería un post sobre el primer mes? ¡Deja tu comentario! 😀

OBS: ¡Ahora ya tenemos página en Facebook! El link es: https://www.facebook.com/poledancepy

¿La idea? Crear un lugar donde podamos leer sus comentarios, sus experiencias, compartir con toda la comunidad de pole dancers, además para mantenerte al día con los post del blog 🙂 ❤

Gracias a todos los que se toman el tiempo de leerme y de seguir este blog, no se imaginan cuanto significa para mí 😀

Sabes que tenés que practicar pole dance cuando…

Los deportes no son lo tuyo y menos las rutinas del gimnasio…

Pagas un mes en ese gimnasio que te queda cerca del trabajo para ir al salir, vas una semana, a la siguiente ya faltas el lunes “por ser muy lunes”, el martes porque te querés poner al día con todos tus pendientes del finde, el miércoles por ser mitad de semana, el jueves porque ya crees que no vale la pena y el viernes ni entra en la cuestión. Si sos de las que abandona el gimnasio como se cambia de ropa, continúa leyendo.

giphy

Aceptas desafíos y no tenés miedo de probar cosas nuevas…

Mientras más difícil sea, mientras más te digan que no podés ¡MÁS QUERÉS DEMOSTRAR QUE SÍ! Si no te rendís con facilidad y te animas a salir de tu zona de confort, entonces el pole dance y vos se van a llevar más que bien. Cada clase es un nuevo reto y la satisfacción a medida que los vas superando es increíble ¡Porque te aseguramos que todas llegan y pueden! La receta mágica: práctica y dedicación, la constancia está asegurada ¿No te contamos ya? ¡El pole dance genera adicción! En el siguiente punto te contamos por qué.

tumblr_litd4k7QbV1qivgtho1_500

Querés mantenerte en forma pero la falta de constancia te detiene…

Como te contamos anteriormente, el pole dance genera adicción ¿Por qué? Porque a medida que vas avanzando, aprendiendo cosas nuevas, viendo que ¡SI PODÉS!, que estás haciendo lo que nunca pensaste que te saldría, notas que tu cuerpo va cambiando, y además te divertís al extremo, creas una nueva pasión, tu autoestima aumenta y sentís UNA SATISFACCIÓN INIGUALABLE. Por eso, tenés por seguro que NO VAS A FALTAR A CLASE, para no atrasar tus avances ¡No vas a querer parar!

1e5e2cbfd3e0be1b9960fd6d31dcd7cf

Tenés una gimnasta/bailarina/acróbata interior frustrada..

Siempre de chica soñaste con ser de esas chicas que ponen la pierna atrás de la cabeza, de hacer acrobacias impresionantes al ritmo de tu música favorita y por razones de la vida no pudiste, bueno, todavía es posible cumplir ese sueño ¿O creíste que por estar más grandecita ya no podías? Con el pole dance vas a bailar, vas a desarrollar flexibilidad y fuerza, además los trucos que se van aprendiendo te hacen sentir como toda una acróbata profesional.

tumblr_lsrmg1od691qkdlzoo1_500

Simplemente buscas un nuevo hobbie, que te entretenga y te mantenga saludable en todos los sentidos…

El pole dance es una increíble modalidad para mantenerse el forma, trabajas glúteos, brazos, abdominales, aumentas tu flexibilidad, fuerza y resistencia, pero eso no es lo más importante, también crea un excelente trabajo en tu autoestima y la forma en que te sentís con respecto a tu cuerpo, vas a sentir como tu confianza contigo misma se fortalece, eso genera un impacto positivo en tu salud, recuerda siempre que estar saludable significa armonía cuerpo-mente.

5T8lw0O

Si has llegado hasta aquí, y te has sentido identificada, entonces ¿Qué esperas? ¡Apúntate ya a las clases de pole dance!  Ya tenés asegurado que no te vas a arrepentir.

PD: Las clases son aptas para todas las personas sin importar su sexo, edad ni condición física.